Estudios Públicos

Impuestos a la renta de personas en Chile: simulaciones siguiendo esquemas de otros países OCDE

Resumen

Es posible que Chile tenga que elevar a mediano plazo su carga tributaria para hacer frente a las mayores demandas sociales. La carga tributaria de Chile es alrededor de 3 puntos porcentuales del PIB inferior a la que tenían en promedio los países de la OCDE cuando alcanzaron nuestro PIB per cápita. El objetivo de este documento es explorar qué implica, en términos de recaudación y distribución del ingreso, el transitar hacia una estructura de impuesto al ingreso personal más parecida a la que tienen Australia, Nueva Zelanda, España y Noruega. Se concluye, en primer lugar, que de aplicarse la estructura tributaria de estos países a Chile, considerando el tipo de cambio nominal bilateral para los distintos tramos de ingreso, la mayor recaudación fluctuaría entre 1,5% del PIB para la estructura de Australia hasta 4,7% del PIB en el caso de España. Si se ajustan las tablas de ingreso a tipo de cambio corregido por PPC, el rango va entre 3% del PIB para la estructura de Australia hasta 5,2% del PIB para la de Noruega. En segundo lugar, se concluye que la gran diferencia con Chile no son las tasas marginales máximas, sino que el tramo exento es relativamente elevado y, más importante, que las tasas marginales suben muy lentamente con el ingreso. Ello se traduce en que las tasas medias de impuesto en Chile son, en general, menores que en dichos países. Tercero, que con estas nuevas estructuras de impuesto, el mejoramiento en la distribución del ingreso es marginal. Sin embargo, si estos recursos extras se usan para aumentar las transferencias, se podría lograr una mejora más relevante.
Adolfo Fuentes, Rodrigo Vergara